Moleque

Beneficios de llevar a tu hijo a la escuela infantil

  La escuela infantil para los menores de 3 años resulta toda una ventaja por muchos motivos. No solo por la importancia para su desarrollo integral, sino también por la convivencia con otros niños. La escuela infantil hará que los pequeños estén más preparados en las siguientes etapas educativas, así como en cualquier contexto de sus vidas.  

¿Por qué es necesaria la escuela durante los primeros años?

Cuando decides llevar a tus hijos menores de 3 años a una institución infantil, debes sentir tranquilidad. Posiblemente necesites asegurar la atención de tus pequeños mientras estás en el trabajo, pero, si este no es tu caso, también te recomendamos que los lleves a un centro educativo, pues desarrollarán competencias que les favorecerán el resto de su vida. Te conviene conocer todos los beneficios que adquirirán tus hijos en un ambiente escolar, rodeados de otros niños y, por supuesto, bajo la atención personalizada de un profesional docente. A continuación, te los exponemos.  

Desarrollo psicosocial

A los centros infantiles pueden acceder los menores de 0 a 3 años. Esta edad es clave para su desarrollo psicosocial. Esto implica el hecho de que socialicen con otros niños, por lo que aprenden métodos de relación que les sirven para las etapas posteriores. Es normal que los pequeños se muestren tímidos al principio, sobre todo cuando es la primera vez que salen del entorno familiar. Con la ayuda de los docentes y expertos en la infancia, los niños aprenden a convivir con otros, siempre a través del juego educativo, cuyos valores se centran en compartir y cooperar. Al mismo tiempo, esta convivencia les ayuda a aumentar su autoestima, lo que les hace sentir más seguros a la hora de embarcarse en nuevos retos.  

Desarrollo cognitivo

Con el objetivo de que los pequeños adquieran mayores capacidades para aprender, se llevan a cabo diferentes juegos, centrados en el desarrollo de su atención y resolución de problemas. Durante sus tres primeros años, el menor absorbe como una esponja todo el conocimiento que se presenta a su alrededor. Saber estimularle para lograr un mejor aprendizaje es la meta de los docentes en el centro infantil. Ellos comprenden que, mediante el juego, es más sencillo captar el interés de los pequeños. De esta forma, jugando aprenden mejor a diferenciar los colores, a dar solución a los primeros problemas que se les plantean, como distinguir un triángulo de un cuadrado, aunque aún no terminen de comprender del todo estos conceptos.  

Mejor salud física

Si uno de tus temores es que tus pequeños puedan resfriarse o contagiarse de otros niños, está comprobado que, la convivencia con estos suele reforzar su sistema inmune. Ten en cuenta que muchos estudiantes que ingresan directamente a las etapas iniciales de la educación obligatoria, sin haber salido del ambiente familiar, tienden a enfermarse más. Esto sucede porque no han estado en contacto con microorganismos, los cuales suelen estar presentes en un ambiente externo. Las relaciones con otros niños no solo les suponen un bien psicológico, sino también un beneficio para su salud. Es normal que enfermen, pero es mejor que lo hagan a temprana edad para que su organismo pueda formar defensas que le ayudarán a ser más saludable en las etapas futuras.  

El desarrollo de su autonomía y de la creatividad

Hacer a un niño autónomo significa darle todas las herramientas para que sea capaz de encontrar una solución por sí solo ante las pequeñas dificultades que se dan cada día. Esto se consigue proponiendo a los pequeños sencillos problemas, que deben ir resolviendo para aumentar su capacidad de independencia. La creatividad también forma parte de la autonomía, y, con ella, se refuerza la motivación de realizar una determinada actividad que, sencillamente, confiere felicidad a los pequeños. Dejarles explorar el ambiente, proponiéndoles diferentes juguetes u objetos que les llamen la atención, es el primer paso. En este sentido, no debes preocuparte si tu hijo se emociona con todo tipo de elementos, para él es algo nuevo y divertido que le ayudará en su desarrollo.  

Inteligencias múltiples

El término de inteligencias múltiples hace referencia a las competencias que persiguen los centros educativos, con el fin de hacer que los alumnos se conviertan en adultos preparados. Así, en este conjunto de inteligencias se incluyen la lingüística, la espacial, la lógico-matemática, la cenestésica, la musical, la naturalista, la interpersonal y la intrapersonal, al menos según la definición del psicólogo Howard Gardner, su creador. Por suerte, desde el centro infantil, se comienza a desarrollar este objetivo, que termina reforzándose en las etapas educativas posteriores. Todas estas ventajas, que encuentras en una escuela infantil, te las ofrecemos en Moleque Escuelas Infantiles. Tenemos todo lo que buscas para tus hijos.   Aprovecha ahora: ¡Tenemos abierta la solicitud de plazas hasta el 30 de abril!
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn